Adolescencia y sus riesgos

Adolescencia y sus riesgos

La Adolescencia y sus riesgos es un tema que ha recibido multiplicidad de abordajes. Como sabemos la salud no es solamente física, la salud es la integridad del individuo inserto en una comunidad. El libro breve Adolescencia, Violencia y Suicidio nos proporciona una mirada interesante de la adolescencia y sus problemas.

R. S. O’Neill realiza una presentación breve pero muy sugestiva acerca de los adolescentes y sus riesgos. La violencia y el suicidio tienen una explicación distinta a la tradicional según el autor y esa visión de alguna manera nos ilumina un camino alternativo para comprender qué ocurre con nuestros adolescentes y con nosotros mismos.

De acuerdo al autor “los límites etarios de la población adolescente son según la Organización Mundial de la Salud entre los 10 y 19 años, mientras que la juventud estaría comprendida entre los 14 y 29 años”.

Adolescencia y sus riesgos

Adolescencia y sus riesgos

En ese sentido O’Neill se plantea la interrogante de  “si el adolescente parece condenado a una sociedad que se muestra indiferente frente a su necesidad de confrontación, frente a su necesidad de demarcar sus propios límites, ¿qué salida le queda?”.

Para el autor la salida es la violencia y en determinados casos la violencia se plasma en un suicidio.

Pero la mirada más polémica y que de alguna manera nos impulsa a reflexionar sobre la adolescencia y sus riesgos es la siguiente: “Me atrevo a afirmar, de acuerdo a lo que vengo diciendo, y además esta afirmación la voy a sostener (al menos intuitivamente) durante todo el texto, que la violencia en la adolescencia es una acción de la sociedad para hacerse daño a si misma”.

Y en una de las páginas deja planteada algunas interrogantes que nos han hecho reflexionar acerca de nuestro compromiso social para con los adolescentes: “Acaso la adicción, la delincuencia, el suicidio y los accidentes, ¿no son elementos de autocastigo por parte de una sociedad que se mutila a través de un sector proclive a hacerlo? ¿Por qué el mundo adolescente debe pagar la herida narcisista del mundo adulto? Es más, ¿por qué el adolescente es el depositario de la “locura social” y de la imposibilidad de la sociedad para resolver sus conflictos?”

El libro Adolescencia, Violencia y Suicidio nos abre puertas para la comprensión. Tenemos que asumir que la adolescencia y sus riesgos tienen una vinculación directa con el mundo adulto y nuestra actitud hacia los jóvenes y hacia nosotros mismos.

Si es verdad la hipótesis de que los adultos depositamos nuestras enfermedades o desequilibrios emocionales en los adolescentes, tenemos que llevar a cabo un desarrollo personal que nos permita transitar el camino de la salud integral y social.

Compartir SaludShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *