Venta de amatistas en Uruguay: vale la pena tener esta piedra en casa?

Venta de amatistas en Uruguay: vale la pena tener esta piedra en casa?

La venta de amatistas en Uruguay presenta muchas variaciones en precio y calidad. Aquí queremos contarte si realmente vale la pena tener esta piedra en casa más allá de su costo económico.

La venta de amatistas en Uruguay en la mayoría de los casos persigue fines decorativos. Estas piedras semipreciosas realmente son bellísimas y provocan que el ambiente de una casa cambie sustancialmente a los ojos de cualquier visitante.

Sin embargo lo más importante de esta piedra no radica en su belleza, radica en sus propiedades, de las cuales hablaremos más adelante.

La venta de amatistas en Uruguay es para muchos un negocio. Ya sea pulidas o en bruto, los precios de estas piedras varían según quién la oferte. Hay lugares que por un piedra de tamaño mediano piden 1500 o 2000 pesos y en algunos casos las piedras están pintadas con colorantes para hacerlas brillar más. Pagar precios altos no siempre garantiza la calidad del producto.

Lo mismo ocurre para los precios bajos. Hay personas que venden a modo particular estas piedras a costos más económicos y accesibles, aunque tampoco es garantía de calidad.

Buscar un proveedor confiable en este rubro no es tarea sencilla si lo que se pretende es acceder a las propiedades de esta piedra. Si la intención es solo el aspecto estético no van a existir grandes problemas. Uruguay cuenta con gran cantidad de esta piedra de la familia del cuarzo y son muy bonitas sin dudas.

Cuáles son las propiedades más importantes de las amatistas?

El nombre Amatista proviene del término griego “amethystos”, que puede traducirse en sobrio, ya que era utilizada para contrarrestar la embriaguez.

Dejando de lado su origen etimológico de la amatista, hemos hablado anteriormente de la importancia de las Orgonitas para «neutralizar» las radiaciones de los distintos dispositivos electrónicos (celular, wifi, televisor, etc) y también de las geopatías.

El principal componente de las Orgonitas, es decir, el que permite transmutar la radiación en una onda ordenada, es el cuarzo. Muchos diseñadores de Orgonitas (lamentablemente no todos) incorporan, aparte del cuarzo blanco, puntas de piedra de amatista para potenciar más la energía del ambiente.

La amatista de por sí es un gran transmutador y muy efectivo, neutralizando los iones emitidos por celulares, wifi y el resto de electrodomésticos.

Por lo tanto tener varias amatistas en casa ayuda a armonizar los iones del ambiente y mejorar su calidad vibracional.

Por otra parte desde el punto de vista místico, es considerada con el potencial del rayo violeta (debido a la presencia del óxido de hierro en su composición) de la transmutación de lo negativo en positivo.

En ese sentido para los gemoterapeutas las amatistas son tranquilizantes naturales que colaboran en bloquear las energías ambientales negativas.

Además estando en contacto con ella por 10 minutos al día aporta sentido común, mejora la memoria y nos armoniza emocionalmente.

Las amatistas conectan los cuerpos físico, mental y emocional con el plano espiritual. Son capaces de limpia el aura y transmutar la energía negativa además de estimular los chacras de la garganta y coronilla (es conveniente apoyar la piedra en ellos por unos minutos).

Es una piedra muy distinguida en meditación por brindar calma mental y combatir el insomnio. También, dada su relación con el tercer ojo, potencia nuestra intuición y relajación. De la misma manera que aparta los malos sueños, esta piedra nos ayuda a disipar los miedos irracionales que afloran sistemáticamente del subconsciente.

Desde el punto de vista físico las amatistas son óptimas para fortalecer el sistema inmunológico y hormonal, ayudando a la producción de hormonas. Aparte de mejorar el sueño, nos ayuda con los problemas de piel y los estomacales y es un excelente purificador de la sangre.

Para que las propiedades y los beneficios de las amatistas sean los más potentes posibles recomendamos adquirir piedras en bruto y lo menos procesadas posibles. Es cierto que en estos casos se puede resentir la calidad estética, pero mejora la funcionalidad de la piedra.

A la hora de limpiarla no conviene ubicarla directamente a luz del sol, ya que puede perder su color. Lo mismo con las ágatas por ejemplo y otras piedras como el ámbar. Lo mejor es sumergirla en agua y sal marina o colocarla encima de una Orgonita sin cobre (lamentablemente la mayoría de las Orgonitas tienen cobre, lo cual es excelente para determinadas funciones, pero no para todas).

Lo que pretendemos destacar en este artículo es que sería muy conveniente contar con este tipo de piedra en nuestra casa y también en el trabajo.

Como dijimos anteriormente la venta de amatistas en Uruguay presenta diversas ofertas. Si bien nosotros no vendemos, en caso de estar interesad@ en adquirir alguna podemos recomendarte una persona de confianza. Si lo deseas puedes enviarnos un mail con la consulta respectiva.

Esperamos que este artículo les haya resultado útil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *